0-positivo
Nothing to say

Breve historia del ajedrez

“Cansado de los excesos de los frecuentes banquetes, las orgías e incluso de la música de los juglares, un monarca medieval encomendó a su bufón que buscara un juego inagotable que cada vez lo divirtiera más permitiéndole utilizarlo siempre sin caer en la monotonía ni perderle interés. Su premio sería, sin restricciones, lo que el pidiese. Su castigo, también sin restricciones, en caso de no encontrarlo: el descuartizamiento. Ante tal situación, el atemorizado personaje multicromático indagó en todas las bibliotecas, consultó a todos los sabios, alquimistas, brujos y profetas, hasta que al fin lo halló: el ajedrez.
Después de conocer los movimientos de las distintas piezas sobre el tablero y liarse en terribles batallas a escala, el rey era presa del más glorioso júbilo al haber descubierto un juego de origen divino: Es tan perfecto que sólo Dios pudo crearlo, pide lo que quieras.
El bufón hizo su petición: un grano de trigo que se fuera duplicando a través de las 64 casillas blancas y negras del tablero. El soberano rió desenfrenadamente al escuchar la modesta solicitud e intentó persuadirlo de obtener algo de mayor valor; a lo que el primero respondió: Creo que no ha compendido, no, no existe nada más valioso. Lo que pido, ni usted ni todos los monarcas juntos serían capaces de pagarlo; los granos de trigo llenarían sus castillos y al mundo entero.
– Entonces, ¿por qué solicitas un imposible? -preguntó el rey.
– Para que se diera cuenta que he puesto en sus manos el infinito y que eso no tiene precio. Pero no deseo nada, mi recompensa es haberlo encontrado, este juego llenara mis noches, mis días y los de la humanidad. El bufón tenía razón, la cantidad de granos de trigo requerida conformaría un volumen equivalente al de la Tierra”.
“Aunque en el relato anterior parece ensalzar en demasía el ajedrez, no es así una de las maravillas de este juego, con más de 6,000 años de existencia, es que nunca podrán haber dos partidas iguales, y esto es válido a pesar de que todos los habitantes del planeta jugaran día y noche, sin parar un momento y durante siglos. Con todo el género humano realizando un movimiento cada segundo, se necesitarían 500,000 trillones de años (un 5 con 23 ceros), o 5,000 trillones de siglos para llevar a cabo todas las partidas posibles, lógicas y reglamentarias.”

He aquí un copiar y pegar de una pequeña historia sobre el ajedrez. Me resulta curioso e interesante, ya que siempre me gustó este juego, aunque ahora ya no juegue, de pequeño me presentaba a todos los minicampeonatos, aunque sólo fuera por jugar. La verdad es que se aprendía mucho.

Aprender jugando, esa es la cuestión, desarrollar la mente, reglas de aprendizaje.

2 elevado a 64 cuadros del tablero =  18446744073709551616
algo así como 18 trillones (y pico) de granos de trigo, era listo el tio.

Gracias, profesor de matemática discreta.

Vía: http://www.meridiano.com.ve/

8 comentarios to “Breve historia del ajedrez”

  1. Muy bonita la historia, ese bufón era un crack.

    Yo siempre he tenido una espina clavada con el ajedrez. La gente siempre me dice: “Tu con lo listo que eres tienes que ser una maquina del ajedrez”. Pues no, soy penoso, hasta un niño de teta sería capaz de ganarme😦

    Saludos.

  2. pues ese bufón, (si es que xistió) pues le devo la vida, ya que si no existiera el ajedrez moriria de aburrimiento.

  3. esta super bien todos los chicoas que entren aqui por favor agreguen mi mesenges jovapri_0312@hotmail.com

  4. aja… aqi toi esperandooo
    una targeta mencantil

  5. bufon es campeon


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: